Expuestos

A pesar de contar con elementos de Seguridad Pública Municipales destacamentados en la localidad, los sihochaleros hicieron un llamado al gobierno del Estado para enviar más Policías durante la celebración del carnaval 2018.

Si bien la extensión cuadrada de dicho poblado champotonero es relativamente pequeño, los habitantes aseguraron al refrán popular: pueblo chico, infierno grande; debido a los numerosos hechos delictivos que se han suscitado sin solución alguna.

Asimismo, los afectados abundaron que las revueltas derivan por la entrada de visitantes de localidades circunvecinas, quienes se amparan bajo el manto de la impunidad.

“Queremos que mande a los Pepos, porque estos Policías no hacen nada y aquí la cosa se pone color de hormiga”, terminó doña Clara Moguel.