Blanquen a los campeones y habrá 5to juego

Sin inmutarse por un malestar y los cuestionamientos sobre su temple, Stephen Strasburg lanzó siete herméticos innings, Michael A. Taylor despachó un grand slam en el octavo inning y los Nacionales de Washington derrotaron ayer 5-0 a los Cachorros de Chicago para que su serie divisional de la Liga Nacional se extendiera a un decisivo quinto juego.

Los equipos empacaron de inmediato en el Wrigley Field para dirigirse a Washington para el quinto duelo esta noche. Kyle Hendricks abrirá por los Cachorros, luego de cubrir siete dominantes innings en la victoria 3-0 sobre Strasburg en el primer juego. Gio González sería el abridor por los Nacionales, con la latente posibilidad de traer a Max Scherzer como relevista.

Strasburg se enfermó tras una magnífica actuación en el inicio de la serie el viernes, y los Nacionales habían previsto recurrir a Tanner Roark en el montículo, luego que una persistente lluvia forzó la posposición del cuarto juego el martes. La situación precipitó una ráfaga de comentarios y críticos sobre si el as tiene el talante para lanzar en momentos de gran exigencia.

Pero Strasburg se sintió mejor cuando se levantó ayer y le dijo al manager Dusty Baker que quería lanzar en un partido en el que Washington se jugaba sus últimas cartas.

Strasburg (1-1) trabajó siete entradas para espaciar tres imparables, dio dos bases por bolas y ponchó a 12 bateadores.

El bateo explosivo y oportuno lo puso Taylor que logró su primer gran slam como profesional en los playoffs y lo hizo en la parte alta de la octava entrada contra el relevista Wade Davis cuando había dos “outs” en la pizarra.

Perdió el as Jake Arrieta.