Empate entre dos grandes

Los jugadores del Liverpool reclaman tras la marcación de un pénalti

Un soberbio gol de Raheem Sterling permitió ayer al Liverpool rescatar un empate 1-1 contra Chelsea en el choque de ida por las semifinales de la Copa de la Liga.

Eden Hazard puso en ventaja a Chelsea al convertir un penal a los 18 minutos, pero Sterling empató para el local a los 59 minutos.

Colocado a 40 metros del arco, Sterling recibió de espaldas el balón, se volteó y emprendió una endiablada carrera. Luego de desairar a los defensores de Chelsea, el atacante de 20 años definió con un zurdazo rasante y cruzado.

Chelsea se salvó el revés gracias a un rosario de intervenciones de su portero Thibaut Courtois.