Guardado

El centrocampista mexicano del Betis, Andrés Guardado, sufre una “rotura en la musculatura isquiotibial del muslo izquierdo” y el tiempo que estará alejado de los terrenos de juego está pendiente de su evolución, informó este martes el club bético.

El medio tapatío se retiró el domingo pasados los primeros quince minutos del partido que disputó el Betis en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid y el examen al que ha sido sometido ha confirmado los primeros síntomas de una rotura muscular en el isquiotibial distal de la pierna zurda.

Guardado tiene por delante dos semanas para avanzar en la recuperación de la rotura, aunque el tiempo medio de regreso a los terrenos de juego en este tipo de dolencias oscila entre las tres y cuatro semanas.

Los próximos compromisos del Betis tras el parón de selecciones serán el 21 de octubre ante el Valladolid en el Villamarín, el 25 ante el Milan en San Siro correspondiente a la Liga Europa y tres días más tarde en competición doméstica contra el Getafe en el Alfonso Pérez Muñoz.