Nadal ya prepara el US Open

Al contrario que sus máximos rivales, Djokovic y Federer, el tenista español ha preferido descansar durante el Masters de Cincinnati para concentrarse en el último Grand Slam del año.

Rafael Nadal firmó una tarjeta casi perfecta en el Masters 1000 de Montreal, donde logró su segunda victoria consecutiva, el quinto título allí y el trigésimo quinto en un torneo de esta categoría. Sin embargo, el cansancio es un factor importante ya a estas alturas para él y en una campaña tan larga como esta ha preferido perderse el Open de Cincinnati para centrarse directamente en el US Open, el último Grand Slam del año.

Parece que al mallorquín le ha valido con un único torneo para coger sensaciones en pista rápida y así afrontar de la mejor manera posible el Abierto de Estados Unidos. Sus grandes victorias en Canadá le han servido para afianzar su tenis y demostrarse a sí mismo que puede optar a levantar el que podría ser su cuarto US Open, su decimonoveno Grand Slam.

Lo cierto es que el manacorí prácticamente no ha podido descansar desde que en abril comenzara la temporada de tierra batida. Ha tenido unos meses cargados de torneos desde entonces, ya que ha disputado los cuatro Masters 1000 que ha habido, así como el Open de Barcelona, de la categoría Masters 500, y los dos grandes, Wimbledon y el Open de Francia, llegando en todos estos torneos como mínimo hasta semifinales.

A pie cambiado con Djokovic y Federer

Eso no ha permitido al balear contar con demasiado descanso y a sus 33 años, Rafa necesita espaciar algo más su calendario. De ahí que haya tomado la decisión de no participar en Cincinnati, donde sí que estarán sus dos principales rivales según las cuotas de tenis para imponerse en el US Open, Novak Djokovic y Roger Federer.

En plena carrera por ver cuál de los tres será el tenista que finaliza su vida de deportista con más Grand Slams en su palmarés, parece lógico que Nadal haya preferido guardarse de cara al último grande del año. Por el momento, esta clasificación la lidera el suizo, con un total de 20 coronas, seguido por el español y sus 18 entorchados y por el serbio con sus 16 títulos.

Esto quiere decir que el US Open 2019 cobra una vital importancia para los tres, ya que, si uno de ellos es capaz de hacerse con este torneo, resultado al que apuntan todos los pronósticos antes del inicio, entonces dará un paso hacia adelante en dicha carrera muy importante.

Todo esto quiere decir que Nadal ya está con sus cinco sentidos puestos en el Abierto de Estados Unidos. El manacorí quiere lograr su decimonoveno Grand Slam, el cuarto allí, y para eso ha decidido descansar y no disputar el séptimo Masters 1000 del curso. El objetivo es pelear por ser el tenista con más éxito en los torneos de máxima importancia en este deporte y por eso su mente está solo puesta en las pistas del National Tennis de Nueva York.