No se van

Silvio Romero de las Águilas del América y Lucas Zelarayán de Tigres no formarán parte de la plantilla del River Plate para el próximo semestre.

Tras varios días de negociaciones entre el club argentino y las escuadras mexicanas, no se logró concretar el traspaso de ningún jugador.

Para el caso del “Chino”, las conversaciones se fueron abajo porque América no estuvo conforme con las formas de pago que le propuso el cuadro del River Plate.

En primera instancia, el club de Coapa había puesto de su parte al bajar sus pretensiones iniciales y acceder a vender a su artillero por 5.5 millones de dólares, pero la nueva condicionante del cuadro pampero terminó por sepultar la transacción.

Por su parte, en el caso de Zelarayán, River buscaba que los de la UANL prestaran a su atacante; sin embargo, esto no fue posible, porque en consideración de los norteños no tienen con quién cubrir su baja.

Este escenario concordó con las declaraciones que realizó hace unos días Ricardo Ferretti, técnico de Tigres, en conferencia.

“Si hay una oportunidad para un jugador y tengo un suplente, no tengo ningún problema”, dijo.

Por otro lado trascendió que Ismael Sosa, delantero de Tigres, estaría en la mira del club Independiente para regresar a Argentina, equipo al que perteneció en el inicio de su carrera y que buscarán repatriarlo debido a que es de interés para Ariel Holan, entrenador del cuadro de Avellaneda.

Según se informó, Holan ya habría contactado al atacante de 30 años, para expresarle su deseo de integrarlo al equipo, y un factor que podría ser determinante para que Sosa dejara la Liga MX es que con el conjunto de la UANL no ha logrado la titularidad indiscutible.

Además, otra de las condiciones que pondría felinos sobre la mesa sería la de recuperar la cantidad que pagaron a Pumas para sumarlo a sus filas en 2016, la cual está aproximada a los 10 millones de dólares.