Osorio

El día de ayer se realizó el primer entrenamiento de la Selección Mexicana en tierras rusas y con miras absolutas a su debut contra Alemania, el trabajo futbolístico se vuelve cada vez más intenso.

Juan Carlos Osorio inició su planteamiento con lo que podría presentar en el campo de juego ante los teutones.

El arco Tricolor no tiene ninguna duda con Guillermo Ochoa, mientras que la línea defensiva se afianza con Edson Álvarez y Jesús Gallardo en las bandas, Carlos Salcedo y aunque en un inicio puso a Hugo Ayala en la central, el hombre que se sabe más le convence es Héctor Moreno.

En la media cancha hizo un cambio a lo presentado en ocasiones anteriores, y es que Andrés Guardado y Héctor Herrera se encontraron en la contención, mientras que Carlos Vela se presentó con la libertad de generar y mover los hilos de la ofensiva.

En esta estrategia incluyó a Hirving Lozano por el costado derecho, Javier Hernández como el centro delantero y Jesús “Tecatito” Corona por la izquierda, lo cual resulta más encaminado a los once que debutará en la Copa del Mundo.

A puertas abiertas

El combinado mexicano, como se menciona líneas arriba, realizó su primer entrenamiento a puertas abiertas en Rusia en el Estadio Strogino, donde al menos 500 aficionados mexicanos se dieron cita para apoyar al Tri.

La práctica que duró casi una hora y media dejó a la afición azteca observar la forma de trabajo del estratega Juan Carlos Osorio, que a su vez entre aplausos los jugadores fueron bien vistos en el terreno de juego.

Incluso se celebraron los goles, como el de Miguel Layún uno de los más ovacionados.

Al finalizar, los jugadores no dejaron pasar la oportunidad y convivieron con los seguidores, repartieron algunas firmas y fotografías, agradeciendo el apoyo en tierras mundialistas.