Partidazo

Olivier Giroud coronó una trepidante remontada con un gol a cinco minutos del final y Arsenal derrotó ayer, 4-3, a Leicester al poner en marcha la temporada de la Liga Premier.

El equipo de Arsene Wenger comenzó la campaña con un triunfo apenas por segunda ocasión en los ocho últimos años.

En desventaja de 3-2 en el marcador, Arsenal empató a los 83 minutos con un tanto de Aaron Ramsey, y Giroud sentenció el resultado dos minutos después con un cabezazo que se estrelló en el travesaño antes de cruzar la raya. Ambos jugadores entraron como suplentes.

El partido comenzó a toda velocidad, con un gol de Alexandre Lacazette que puso en ventaja a los Gunners a los dos minutos. Sin embargo, Shinji Okazaki y Jamie Vardy dieron vuelta al marcador a los 5’ y 29’.

Danny Welbeck empató por Arsenal justo antes del entretiempo, y Vardy volvió a poner a Leicester en la delantera a los 56’.