Su mundial de revancha

Luis Suárez llegará a Rusia 2018 con las credenciales de ser uno de los mejores “9” del planeta para comandar a Uruguay y con una cuenta pendiente después de que hace cuatro años, en Brasil 2014, se hiciera expulsar por morderle la oreja a Giorgio Chiellini.

El incidente le costó a Suárez un castigo de cuatro meses sin jugar y nueve partidos fuera de su selección; sin embargo, sus goles con el Barcelona y la selección uruguaya lo han regresado a los primeros planos.

Por ello, Luis ha expresado en reiteradas ocasiones sus intenciones de explotar en la Copa del Mundo, pues es consciente de la gran responsabilidad que conlleva toda su larga trayectoria.

Cargará en sus hombros con la ilusión de todo un país que aspira a rozar a la gloria, tal y como lo hizo en Sudáfrica 2010, cuando finalizó como cuarto del certamen.

Si bien no tuvo su mejor temporada a nivel individual (31 goles en 51 partidos), Luis Suárez aportará su experiencia y olfato goleador en Rusia, tratando de continuar con la letal dupla que desde 2010 forma con Edinson Cavani.