Triste y amarga despedida

El arquero Gianluigi Buffon tenía prevista la despedida perfecta: Concluiría su gloriosa carrera internacional en Rusia, el mismo lugar donde comenzó, y nada menos que en su sexto Mundial.

Los planes quedaron hechos trizas.

Dos décadas después de debutar con la Azzurra en una nevada cancha en Moscú, durante una eliminatoria mundialista, Buffon participó ayer en otro encuentro para buscar un boleto a la máxima cita del fútbol. Y pese a su condición de bravo capitán y legendario, Buffon estaba devastado.

El cotejo marcó la participación número 175 de Buffon con Italia, un récord. Durante el encuentro, apenas tuvo trabajo ante una Suecia replegada y bien ordenada.

Italia, la tetracampeona mundial, se quedó fuera de Rusia 2018. No se ausentaba de un Mundial desde 1958, cuando el certamen se realizó paradójicamente en Suecia.

“Lo siento, lo siento. No por mí, sino por Italia”, expresó Buffon, quien cumplirá 40 años en enero. “Lamento que hayamos fracasado en algo que pudo haber sido también importante en el aspecto social.

Si Italia se hubiese clasificado, Buffon se habría convertido en el primer jugador de la historia con seis Copas del Mundo.