Vence al Alavés y se afianza en tercer puesto

El Real Madrid no dejó escapar la oportunidad de reengancharse nuevamente a La Liga, antes de demostrar en el derbi madrileño del Metropolitano si peleará por el título o no llegará a tiempo, tras un trabajado triunfo ante el Alavés con los goles de Benzema, Vinicius y Mariano. Al Alavés le quedaba defenderse e intentar aguantar ante múltiples llegadas del rival. Un equipo mermado por la pérdida de dos referentes con la salida de Ibai y Rubén Sobrino. Buscar algún contragolpe, con la velocidad de Jony era su arma.

El Real Madrid tenía más, el día del estreno desde el inicio del esperado tridente.

El brillo es para Vinicius con un nuevo partido redondo y además con gol. Y para Benzema en el mejor de sus momentos de madridista. De ellos salió el tanto que abrió el duelo. El brasileño conectó con Reguilón, que sigue sentando con buenas actuaciones a Marcelo, puso el centro firme a Karim que remachó a la red.

La preocupación por la desconexión de Bale provocó una variación táctica de Solari que perjudicó a su equipo. El Alavés dio el paso al frente en valentía con un inicio de segundo acto que le animó. Duarte enganchaba un balón muerto en el segundo palo en la primera ocasión del conjunto vitoriano.

La entrada de Marco Asensio devolvía a Vinicius a su sitio y el Real Madrid respiraba gracias al brasileño. Lanzó un contragolpe veloz, con cambio de juego, centro de Asensio, fallo en el despeje de Vigaray y una definición con clase. Cuando tuvo tiempo para pensar, el brasileño la colocó pegada al poste.

Con todo sentenciado y reserva de fuerzas para Benzema, los minutos que recibió Mariano los aprovechó para marcar un gran gol de plancha, que calman su dolor ante tanta lesión encadenada. El Real Madrid recorta distancias a los de arriba y se medirá a ellos en el mejor de sus momentos tras cinco victorias consecutivas.