Verdugos sin Mundial

Tarde o temprano parece que a México se le hizo “justicia” en el mundo del fútbol.Y es que luego de las dolorosas eliminaciones que se sufrieron en Mundiales y en la Copa Oro, parece que a Estados Unidos, Holanda y Chile les llegó su “karma”, al quedar fuera de Rusia 2018.

No hubo “favor”

La histórica rivalidad entre México y Estados Unidos es bien conocida por el mundo del fútbol, y un momento que siempre ha estado ahí es la eliminación que nos propinaron los gringos en el Mundial de Corea y Japón 2002.

Pareciera que esas imágenes aparecieron en la mente de los seleccionados mexicanos en este hexagonal de la Concacaf, pues en lugar de echarles una mano a los gringos para calificar a Rusia, les pusieron el pie.

México cayó contra Honduras y sumado a la derrota que tuvo frente a Trinidad y Tobago, el conjunto de las barras y las estrellas se quedaron sin su boleto para la justa mundialista.

“Justicia” al #NoEraPenal

Desde el 29 de junio de 2014, la relación Holanda-México no volvió a ser la misma gracias a Arjen Robben.

El combinado tricolor estaba muy cerca de alcanzar el famoso “quinto partido”; sin embargo, un descuido en la defensa y una polémica marcación acabaron con ese sueño.

A los 91 minutos, el capitán de los “Tulipanes” apareció en el área, recortó a Rafa Márquez y cuando se le alargó el balón apareció el recurso del clavado para que se señalara un pénalti inexistente.

Desde ese entonces, el #NoEraPenal fue el hashtag con el que los mexicanos reclamábamos la polémica jugada. Ahora, tres años después, la deuda fue saldada y los holandeses se quedaron sin Mundial, además de que Robben anunció su retiro de la otrora “Naranja Mecánica”.

Peor que un 7-0

Uno de los resultados más humillantes a nivel selección lo propinó Chile.

La Copa América de 2016 fue el escenario en el que “La Roja” nos dio un paseo y nos exhibió de la peor manera al golearnos 0-7.

Las críticas al funcionamiento y a los jugadores no se hicieron esperar; sin embargo, un año después, México ha tratado de “limpiar” esa mala imagen y para su fortuna se obtuvo rápido el pase a la fiesta más grande del futbol, mientras que los chilenos quedaron humillados y sin pase a Rusia.