Camina y baja de peso

Hacer deporte es eso que todos quieren, pero a lo que pocos se atreven. Y es que cambiar la rutina de la noche a la mañana es complicado. Sustituir la comida chatarra por una dieta balanceada y ejercicio requiere voluntad, pero sobre todo, perseverancia.

De nada sirve cumplir todo al pie de la letra las primeras semanas y después volver a la vida sedentaria. En realidad bajar de peso es más fácil de lo que parece. No tienes que invertir en un gimnasio. ¿Sabes lo que necesitas? CAMINAR.

Si estás cansada de que la grasa extra se acumule y has hecho de todo, pero no se va de la zona abdominal, es momento de que te muevas. Tienes que quemar grasa de todo el cuerpo para empezar a reducir medidas.

¿La razón? Caminar es un ejercicio aeróbico, es decir, cuando se realiza, la mayoría de los músculos trabajan, por ende, se quema un alta cantidad de calorías, el cuerpo se oxigena y mantiene en buen estado el corazón.

Está aprobado médicamente para que cualquiera lo ejecute, ya sea alguien acostumbrado al ejercicio o personas que nunca han realizado ninguna actividad física.

Lee ¿Cómo retomar la rutina si llevas tiempo sin ejercitarte?