Alimentos

En los últimos años el desayuno se ha posicionado como la comida más importante del día. Y es que no solo te aporta la energía que necesita el cuerpo para afrontar un nuevo día: los nutrientes que brinda activan el metabolismo y son claves para muchos otros procesos.

Aunque muchos llegaron a pensar que ignorarlo era una forma eficaz para “ahorrar calorías”, hoy esa creencia está desmentida y se señala que, en realidad, puede tener un efecto contrario sobre el peso corporal.

El problema es que, si bien muchas personas han empezado a tomarlo sin falta todas las mañanas, algunos están haciendo elecciones alimentarias que están un poco lejos de ser saludables.

Como consecuencia, se desencadenan reacciones indeseadas, como por ejemplo, ansiedad por comer, sobrepeso y deficiencias nutricionales.

Para evitarlo, en el siguiente apartado encontrarás en detalle seis alimentos que no deben ingerirse como parte de esta primera comida.