Amigos

En esta época donde las redes sociales muestran perfiles con cientos de amistades puede que te des cuenta de que, en realidad, no estás rodeado de tantas personas en las que puedes confiar.

¿Sabías que no tener amigos es malo para la salud? En este artículo encontrarás por qué y cómo puedes revertir esta situación si lo deseas.

Poblema del siglo XXI

Las personas no están “programadas” para vivir en soledad. Sin embargo, son cada vez más los que reconocen que no tienen amigos “de verdad”, más allá de los contactos de redes sociales. Y no se trata de ser ermitaños que viven en medio de la montaña, sino de seres que habitan en una gran ciudad.

Tampoco es una cuestión de edad ya que puede afectar tanto a los jóvenes como a los mayores. La falta de amigos trae muchas consecuencias para la salud emocional. La más destacada es la depresión. Si bien se puede pensar que el enlace con la sociedad y el sentido de pertenencia se lo debes a tu familia, lo cierto es que las amistades son necesarias y recomendables para hacerte sentir bien.

¿Qué sucede cuando no tener amigos se traduce en no contar con nadie que sea capaz de apoyarte, de escucharte, de estar allí para cuando lo necesites? Los sentimientos de angustia aparecen de un momento al otro, el autoestima está por el suelo y te sientes realmente solo en un mundo con billones de personas.

Es normal que aquellos que no tienen amigos se sientan un poco enojados o sean críticos con ellos mismos, ya que ven este problema como un fracaso personal. Si bien esto es cierto, también está en sus manos cambiar esta situación.