Beneficios

¿Eres una persona risueña? ¿La gente se acuerda de ti porque siempre sabes sacarle el lado positivo a todo? Tener sentido del humor es una capacidad que no está al alcance de todo el mundo.

En la sociedad actual donde el victimismo, el pesimismo y las quejas son comunes en el día a día, tener sentido del humor se convierte en algo “extraño”, incluso que desentona con todo el entorno social.

No obstante, si sabes ver la vida con humor, ¡no permitas que esto se te escape!

1. Tener sentido del humor te relaja

El estrés está a la orden del día. Las responsabilidades en el trabajo, con la familia, los niños, la casa… Todo esto, en ocasiones, te desborda y hace que aparezca esa sensación que te pone nervioso y, al mismo tiempo, te agota.

Tener sentido del humor te ayuda a “quitarle hierro” a muchas circunstancias, las cuales crees que te desbordan, pero con las que, en realidad, sí puedes.

2. Es una manera de atraer a los demás

Nunca descubrirás que una persona negativa atraiga a nadie hacia sí misma.

Sin embargo, todas aquellas personas que irradian humor y felicidad siempre están rodeadas de gente.

Esto es así porque los demás se sienten atraídos por ese contagio positivo que les señala que con esa persona van a vivir una experiencia genial.

3. Mejora la memoria a largo plazo

Un estudio que llevó a cabo la profesora Melissa B. Wanzer y que fue publicado en la revista Communication Education afirmó que tener sentido del humor mejoraba la retención de la memoria a largo plazo.

4. Ayuda a tener una mejor salud

Tener sentido del humor no solo te puede ayudar a todo lo anteriormente mencionado, en especial a mejorar la memoria del cerebro, sino que también te permite estar mucho más saludables.

Esto se debe a que cuando te ríes tus músculos se relajan y la presión arterial disminuye, por lo que es muy positivo para todas aquellas personas que sufran del corazón.

5. Te ayuda a ser más felices

Tener sentido del humor te ayuda a ser, sin ninguna duda, más feliz. Porque te permite tomarte la vida con una mayor positividad, aumentando tu resiliencia y relativizando los problemas.