Cáncer

Los tumores malignos son la segunda causa de muerte en todo el mundo, y debido a su relevancia epidemiológica, el 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer.

En la Cumbre Mundial contra el cáncer para el nuevo milenio, realizada en París en el año 2000, nació esta conmemoración, con el objetivo de promover la investigación, prevenir el cáncer, mejorar los servicios a los pacientes, sensibilizar y movilizar a la comunidad mundial para progresar en contra de esta enfermedad, según datos de esta iniciativa de la Unión Internacional contra el Cáncer.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que en el mundo viven cerca de 32.6 millones de personas con algún tipo de cáncer.

El Instituto Nacional de Cancerología (INCan) señala que 30% de los diferentes tipos de cáncer que presentan los mexicanos, se debe al estilo de vida como tabaquismo, alcohol, sedentarismo, consumo de alimentos calóricos, bebidas azucaradas y falta de ejercicio.

En este país, el cáncer es la tercera causa de muerte, y fallecen por esta enfermedad 14 de cada 100 mexicanos. La expectativa de vida para quienes padecen la enfermedad es de 63 años en promedio.

Gracias a los avances que se tienen en los tratamientos, con el surgimiento de la terapia blanco y la inmunoterapia, el cáncer ya no es una sentencia de muerte para muchos de los pacientes, aunque el diagnóstico tardío es lo que en ocasiones hace imposible ofrecerles mejor calidad de vida o incluso salvárselas.

El doctor Jorge Alatorre, oncólogo médico del Centro de Cáncer ABC, dijo que en la población mayor a 80 años, el cáncer es la primera causa de muerte, debido a diversas patologías que ya tienen los pacientes.

Sin embargo, el cáncer es una enfermedad que si se diagnostica y trata a tiempo es curable, por eso es importante que se conozcan los factores de riesgo.

Los distintos tipos de cáncer tienen factores modificables, como fumar, la alimentación y otros hábitos de vida.

Pero también hay factores que no pueden cambiarse como la edad o los antecedentes familiares (genética), ante lo cual se debe estar atentos y realizarse pruebas periódicas para detectar la posible presencia de células cancerosas.

Mencionó que de acuerdo con la plataforma especializada en cáncer Globocan, los tumores más frecuentes son de pulmón, mama, colon, hígado, y el que presenta mayor mortalidad es el cáncer de pulmón, seguido por el de colon, tanto en hombres como en mujeres.

Consideró que además de hacer conciencia en la población y ofrecerle información para un diagnóstico oportuno, es igual o más importante tener médicos capacitados que puedan reconocer los síntomas de un tumor e interpretar correctamente los estudios básicos.

Expresó que el Centro Médico ABC está tomando acción en este sentido y cada año lleva a cabo actividades académicas con expertos internacionales, con el objetivo de brindar educación médica continua a profesionales de la salud.

“El cáncer es un problema de salud y por eso la importancia de formar a los médicos en esta enfermedad para que el paciente no llegue a un diagnóstico tardío”, subrayó el especialista.

De igual forma, es primordial contrarrestar los miedos del paciente, los conceptos erróneos sobre cáncer y los mitos en cuanto a los tratamientos y explicarles las ventajas de las nuevas alternativas terapéuticas, así como de la quimioterapia según el tipo de cáncer al que se enfrenten.