Comer 2 veces, excesivo

Dos comidas es un exceso. Cuando tu bebé comienza a comer sus primeros platos de puré no te resistes y lo pruebas para ver cómo ha quedado, o si está caliente, y luego comes tu comida… dos comidas son mucho para ti.

En tu deseo por optimizar los tiempos a veces olvidas lo importante que es desayunar.

Saltearse el desayuno puede influir muchísimo en tu peso, y a la hora del almuerzo te comerás todo lo que pongan en tu camino.

Tu bebé pasa a ser lo más importante para ti, sin embargo no deberías olvidarte de tu salud, de tu dieta y de tu ejercicio.

Pídele ayuda a tu pareja y familiares para poder equilibrar la atención de tu bebé con la atención de ti misma.

Si tu mente está en mil cosas a la vez y no prestas atención a lo que ingieres puedes excederte en todas tus comidas.

Las primeras semanas no es saludable realizar ejercicio, pero luego puedes comenzar a moverte y ejercitar tu cuer-po, eso te ayudará a quemar calorías y los kilos que has ganado durante el embarazo.

Tus energías ya no son las de antes, y planear una noche en tu hogar sin cocinar parece una idea genial.

Sin embargo nada será más saludable que la comida casera.

La constancia es la clave para poder recuperar tu figura