Conoce

La tortuga pertenece a la clase de los reptiles, animales de sangre fría que, en la mayoría de los casos, ponen huevos. Tanto las tortugas de tierra como las tortugas de agua, ya existían en la época de los dinosaurios, pero evidentemente debían de estar más “acorazadas” que ahora, ya que han logrado subsistir hasta ahora.

Exactamente, ¿Qué es la tortuga? Pues bien, la tortuga es un reptil, por lo tanto, sus principales características (como en el resto de reptiles, anfibios y peces) que los diferencia de los mamíferos y de las aves, es que no son capaces de mantener constante la temperatura corporal.

Por este motivo se deben adaptar siempre al clima del ambiente en el que viven. Por eso se les llaman animales de sangre fría o, con un término más científico, vertebrados heterotérmicos.

Con respecto a los reptiles, y a pesar de las notables diferencias entre una especie de tortuga y otra (como demuestran las longitudes, pesos y años de vida) las tortugas no se escapan tampoco de esta ley, pero con relación a todos los demás componentes de su clase poseen una estructura especial: la concha.