Consejos

Por lo general, antes de comenzar con nuestras obligaciones diarias, tomamos un tiempo breve por la mañana para prepararnos. ¿Te has preguntado cómo tener un día más productivo? Primero tomas una ducha y te vistes, seguidamente tomas el desayuno, y por último, procedes a comenzar una la rutina de siempre.

Al menos, ésta es la secuencia que suelen llevar muchas personas actualmente.

Sin embargo, es recomendable tener un lapso de tiempo para hacer o pensar algunas cosas que influyan de manera positiva en tu día.

Entre las cosas que ayudan a la reflexión se encuentra el hacer ejercicio. Para tener un día más productivo es aconsejable que 15 minutos después de haber despertado, realices algo de actividad física aeróbica. Puedes trotar por 20 minutos o realizar una pequeña rutina de gimnasia casera por 40 minutos.

El ejercicio físico antes de desayunar, permite quemar más grasa corporal de lo habitual.

Hay estudios que demuestran que hacer ejercicio cada mañana mejora nuestra capacidad de reflexión, concentración, memoria, y combate la depresión.