¿Cuál es la más saludable?

—Todos los tipos de sal contienen cloruro sódico como elemento esencial y, por este motivo, debe consumirse con moderación.

—El sodio se puede obtener de muchos alimentos, por eso, se piensa que la ingesta de sal puede ser innecesaria.

—La sal es utilizada primordialmente por el sabor que aporta a las comidas, no por efectos saludables que pueda tener.

—Las sales más nutritivas son aquellas que se obtienen directamente de la naturaleza a través de métodos artesanales. Por ejemplo, las sales de roca o sales marinas.

—Las estrategias publicitarias no son justas en el momento de ofertar las sales por los costos elevados. Se observa cómo los intereses económicos alcanzan al mundo natural. Por esta razón, resulta complicado discernir si efectivamente un producto natural vale su precio o simplemente se trata de puro marketing.

¿Cómo es el consumo?

En conclusión, el problema no es la sal sino la forma de consumirla y la proporción que se usa. Es importante no abusar de su uso, porque perjudica la salud.

Su consumo exagerado ocasiona afecciones cardiovasculares, insuficiencia renal, trastornos gástricos, osteoporosis, etc.

Por esto, es importante tener conocimiento sobre los tipos de sal y las alternativas que se tienen en la cocina. De esta manera, se puede elegir el más adecuado para cada situación y saber cuál es el más perjudicial. Recuerda que las especias y hierbas aromáticas pueden ser una buena alternativa.