Cuida el medio ambiente con tus hijos

Poco a poco, la sociedad cada vez va tomando más conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. El peligro de un desastre natural en la Tierra desencadenado al cambio climático es cada vez más evidente y, por ello, todos hacemos lo imposible por aportar nuestro pequeño grano de arena.

Es básico y fundamental que enseñemos los valores del reciclaje a nuestros hijos desde que son pequeños para que adquieran el hábito cuando sean mayores.

Existen un montón de actividades perfectas para que los niños aprendan a reciclar. Actividades muy simples que podemos practicar, bien en casa o bien en campamentos y escuelas. Unas tienen que ver con el juego, otras con los hábitos diarios pero todas son igual de beneficiosas.

Te dejamos una lista que seguro te será de gran ayuda:

1. Comedero para pájaros con un bote:

Con un bote vacío de plástico pueden hacer un comedero para pájaros. El bote debe tener suficiente anchura, por ejemplo uno de cacao en polvo o de galletas saladas. Rellénenlo de alpiste y hagan un agujero en medio, lo bastante grande como para que un pájaro pueda entrar y salir sin problemas. Cuélguenlo en un árbol, o en un jardín al aire libre… ¡y a esperar la llegada de los pequeños visitantes!

2. Marionetas con material reciclado:

Con cartones de papel higiénico o rollos de cocina se pueden hacer divertidas marionetas. Los rollos de papel serán el cuerpo y, utilizando rotuladores de colores, viejos retales de tela, trozos de fieltro y todo lo que se os ocurra, pueden decorarlas y hacer sus trajes. Para el pelo pueden usar trozos de lana o tiras de papel pegadas sobre la cabeza de la marioneta. Brujas, piratas, payasos… ¡Todo es posible con un poco de imaginación!

Reproduce el ciclo del agua:

Con este sencillo experimento los más pequeños podrán entender el ciclo del agua. En un tarro de cristal pongan un poco de arena o grava y coloquen dentro una pequeña plantita con raíces. En un recipiente más pequeño, o en una tapa, echen un poco de agua y colóquenlo dentro del tarro de cristal, junto a la planta. Cierren el frasco y colóquenlo al sol. ¿Qué sucede al cabo de unas horas? Observarán que, debido a que las plantas transpiran, el frasco de cristal se empaña.

A la hora de hacer la compra también puedes elegir hábitos saludables con tu salud y con el planeta. Entre estos hábitos, la start-up Reevolt, te propone elegir productos a granel; despedirte de las bolsas de plástico y optar por las de tela o las de papel que son biodegradables y duran más.