Descubre sus beneficios

—Pequeñas heridas y cortes: Puede ser de ayuda para limpiar y desinfectar pequeñas heridas y rozaduras. Favorece la cicatrización rápida de la piel por su riqueza en oligoelementos esenciales que contribuyen a la renovación celular de tejidos. Mezcla con agua y deja sobre la lesión el tiempo necesario, sin dejar que se seque.

—Pequeñas quemaduras: Calma con rapidez el dolor provocado por pequeñas quemaduras. Actúa como un antiinflamatorio, desinfecta y acelera el proceso de curación al ayudar al cuerpo a regenerar las células de la piel, favoreciendo su cicatrización. Si se aplica a tiempo, puede evitar que se forme una ampolla.

—Pequeños granitos:

Con su capacidad de absorción la arcilla facilita el drenaje de impurezas. Aplica una capa de arcilla sobre el granito y deja secar durante la noche. Aclara con agua al día siguiente. Repite a diario hasta que la inflamación desaparezca y el granito se seque.

—Piel grasa: Es un producto milagroso para la piel grasa por su capacidad para absorber toxinas, impedir la proliferación de bacterias y gérmenes y limpiar en profundidad. Utilizada como máscara facial, penetra en los poros, elimina toxinas, impurezas y el exceso de grasa.

—Antienvejecimiento: Activa la regeneración celular, exfolia suavemente la piel retirando las células muertas y absorbe las impurezas.