El diagnóstico

Los padres están llamados a ser los primeros en ver las señales del autismo, ya que son los que pasan más tiempo con el niño. No obstante, solo un médico puede dar el diagnóstico de autismo.

Es importante que, al acudir al pediatra, lleves una relación detallada de los síntomas que te preocupan. Habla con el pediatra de tu hijo y pídele que haga las evaluaciones correspondientes. Si sientes que el pediatra no te toma en serio, insiste o sino busca una segunda opinión con otro médico.