Estrés infantil

No solamente los adultos tienen estrés, los niños también pueden sufrirlo.

El estrés infantil es un conjunto de reacciones biológicas y psicológicas que se producen cuando un niño se enfrenta a situaciones que no puede controlar.

Este problema puede desencadenarse por cualquier situación que sea percibida como dañina, desagradable o que genere angustia en el niño.

Como progenitor, debes prestar mucha atención a este problema, pues los niños no siempre saben cómo expresarlo o pedir ayuda. Además, cuando no se le da la atención correcta, pueden desarrollarse comportamientos, hábitos y pensamientos que afecten a tu hijo a lo largo de su vida.

El estrés infantil puede derivarse de cualquier situación. La diferencia radica en las habilidades que tu hijo tenga para enfrentar aquellas situaciones que escapan de su control.

Entre los motivos que pueden desencadenar esto están: la rivalidad entre hermanos, el abuso, la muerte de familiar, el ser víctimas de bullying, entre otras situaciones que puede que los padres no detecten.