Fibromialgia

La fibromialgia es un síndrome (un conjunto de síntomas) que causa dolor muscular y fatiga general (cansancio). Las personas que tienen fibromialgia a menudo experimentan dolor crónico (dolor que dura mucho tiempo).

Las áreas llamadas “puntos sensibles” pueden ser especialmente dolorosas cuando se ejerce presión sobre ellas. Los puntos sensibles comunes son la parte posterior de la cabeza, los codos, los hombros, las rodillas, las articulaciones de la cadera, y alrededor del cuello.

Es más común en personas entre 35 y 60 años de edad. Las mujeres son más propensas que los hombres a tenerla.

Es una condición que a menudo no se comprende. Pero sus síntomas no están “todos en su cabeza”. La investigación científica ha demostrado que la fibromialgia es un síndrome real que causa dolor real.

Síntomas

Los síntomas de la fibromialgia pueden incluir lo siguiente:

Aumento de la sensibilidad al dolor.

Un dolor profundo o urente que empeora debido a la actividad, el estrés, los cambios de clima, u otros factores.

Rigidez o espasmos musculares.

Dolor que se mueve alrededor de su cuerpo.

Sensaciones de entumecimiento u hormigueo en las manos, los brazos o las piernas.

Sentirse muy cansado o fatigado (sin energía), incluso cuando duerme lo suficiente.

Problemas para conciliar el sueño.

¿Qué la causa?

Los médicos no están seguros sobre la causa de la fibromialgia. Este síndrome puede ser hereditario, lo que significa que se presenta en las familias. Es posible que tenga familiares con síntomas similares.

Hay una débil asociación entre la fibromialgia y otros eventos de la vida, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Estos incluyen: Demencia u otras enfermedades, los eventos estresantes o traumáticos, como accidentes automovilísticos, trastorno de estrés postraumático (TEPT), lesiones por movimientos repetitivos y obesidad.

Vivir con fibromialgia

Tendrá que seguir las recomendaciones de su médico cuidadosamente. Hacer cambios en su estilo de vida y hábitos diarios puede ayudar a que se sienta mejor. Recuerde, su tratamiento no será tan efectivo si no toma un papel activo en el cuidado de su salud.