Golpe de Calor

Los perros y gatos son más sensibles al calor que los humanos, y un día caluroso puede ser muy peligroso si la exposición pasa de lo razonable. Lo que a nosotros nos hace exclamar “!Qué barbaridad, no hay quien se meta en el coche!”, al animal puede matarlo en minutos.

Los animales tienen más problemas que los humanos para reducir la temperatura corporal por sí mismos. Y aunque estamos hablando de perros, podemos aplicarlo a los gatos.

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura. Cuanto mayores sean estos, mayores serán los daños.

En apenas 10 minutos, un perro o un gato pueden morir dentro de un coche. A veces, ni un rescate rápido consigue evitar los problemas vasculares, las hemorragias o el edema cerebral.

La temperatura corporal media de los perros es de 39º. A partir de aquí, cuando va subiendo, se van desencadenando una serie in crescendo de fallos internos, en la medida que su sistema termoregulador también va perdiendo el control de la situación, que pueden desembocar en la muerte del animal.

El “golpe de calor” normalmente ocurre en un día muy caluroso o en un día de moderado calor que ha seguido a varios días calurosos consecutivos. El calor acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro, así que cuanto mas dure el periodo de calor mas rápido puede ocurrir. El “golpe de calor” puede acabar con nuestro perro en apenas 15 minutos

SÍNTOMAS

Aparecen cuando la temperatura interna supera los 42º.

Astenia. Falta o decaimiento considerable de fuerzas.

Temblores musculares.

Cianosis. Coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre.

Negativa a moverse.

Respiración muy rápida o muy costosa.

Aumento del ritmo cardíaco.

Alteración del color de las mucosas.

Alteración en la salivación.

Tambaleo.

EVITAR EL GOLPE DE CALOR

Tener siempre disponible agua limpia y fresca.

Estar en un espacio amplio y bien ventilado.

Contar con una zona de sombra amplia.

Darle de comer a primera o última hora del día.

Sácalo a pasear a primera y última hora del día, a mediodía lo mínimo para hacer sus necesidades.

Evitar que haga ejercicio.

No lo pierdas de vista.

Nunca lo dejes adentro de tu auto.