Infidelidad

Por curioso que nos pueda resultar, existen, en realidad, distintos tipos de infidelidad. Cuando se piensa en este tipo de dimensión tan impactante, a la vez que disfuncional en el equilibrio de una relación afectiva, se viene a la mente el clásico miembro de una pareja que engaña al otro con una tercera persona tras haber mantenido algún encuentro íntimo.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que hay muchos modos de traicionar al compañero.

Fidelidad, es algo más que un compromiso mutuo donde se acuerda no tener relaciones íntimas con otras personas.

Fidelidad es un vínculo basado en el respeto, en la intimidad, en el reconocimiento personal y emocional, en la dedicación, en el interés y en el cuidado el uno del otro. Son pequeños eslabones que confieren resistencia y solvencia a esa relación de pareja, ahí, donde en ocasiones basta con que falle algún aspecto para que al instante surjan los miedos, la desconfianza… Asimismo, debes tener claro que la infidelidad aparece, tanto en hombres como en las mujeres, y aunque no siempre exista ese componente “sexual” que caracteriza los engaños más comunes, existen otras dinámicas que también vulneran ese foco esencial en una relación: la confianza.