Jabón

Hacer tus propios jabones nunca había sido tan fácil como con este tutorial. Lo mejor es que puedes hacerlos con el aroma que más te guste y de tu color preferido.

Para hacerlos no necesitas muchos materiales, así que esta puede ser una gran idea para hacer los recuerdos de una fiesta como un baby shower o un cumpleaños.

¡No te quedes sin intentarlo!

Elaboración:

1- Toma el bol e introduce en él las dos pastillas de jabón de glicerina para llevarlas seguidamente al microondas. Espera a que se derrita, basta con 3 o 4 minutos.

2. Toma la pulpa de la sábila (aloe vera) y ponla en el interior del bol junto a las cuatro cucharadas de miel y la ralladura de limón.

3. Calienta un poquito el aceite de oliva. Tibio para que no pierda sus propiedades.

4. A poca potencia, con una batidora eléctrica, bate la mezcla mientras introduces poco a poco el aceite tibio. Verás como se van mezclando todos los elementos hasta quedar una masa homogénea de color brillante y excelente fragancia.

5. Ahora lleva la masa a un molde previamente preparado. Este molde deberá ser cuadrado y de plástico. Viértelo sobre él hasta que queden unos pocos centímetros libres, piensa que luego deberás extraerlo de ahí y te debe resultar cómodo hacerlo.

6. Lleva tu molde con la mezcla al frigorífico para que cuaje correctamente. ¿Cuánto tiempo lo tendrás ahí? Un día es lo recomendable. Después ya lo podrás ir cortando en pastillas más pequeñas para el uso diario.

Puedes usar limón y aceite de oliva como aceites esenciales, pero tú puedes utilizar los que quieras, como aceite de rosas, de naranja, lavanda, etc.

Su fragancia e incomparables beneficios para la piel son sin duda un obsequio que todos agradecerán.