Mantente

Si estás en el trabajo y no puedes permanecer 5 minutos con los ojos abiertos ni dejar de bostezar a cada rato, quizá deberías modificar algunos de tus hábitos cotidianos. Sin que te des cuenta tus párpados se van cerrando de a poco y junto a ellos te falla la coordinación y la concentración. Lo mejor en esos casos sería dormir una siesta, pero no siempre tenemos esa “suerte”.

Para evitar llegar a esa situación mejor sería cambiar o añadir algunos hábitos cotidianos. Presta atención si quieres saber cómo no tener sueño durante el día.

Acude al agua

Cuando sientas que te estás quedando dormido en medio de una reunión lo mejor que puedes hacer es beber un vaso completo de agua. Quizás tu cuerpo estaba ingresando en modo “hibernación” debido a que le faltaban líquidos.

Por otra parte, te recomendamos que, si por ejemplo, regresas a casa después del trabajo y aún tienes más actividades o eventos por hacer te des una ducha de agua templada (lo más fría posible) para activar la circulación y despertarte. El agua caliente te relajará más. Si no puedes darte el lujo de una ducha por el momento, entonces lávate la cara con agua fría.