Mentiras en los adolescentes

—Mentiras en adolescentes – etapa temprana (13-15 años). Un buen método para determinar si tu hijo está mintiendo es pedirle detalles concretos sobre un tema dado y luego repetir la pregunta un tiempo después.

Si sospechas que miente, pídele que te “vuelva a contar” lo que pasará o lo que pasó. uede ser útil que verifiques determinados hechos (p. ej., llamar a otros padres para comprobar que tu hijo estuvo donde afirma que estuvo) estando tu hijo delante y que escuches lo que tenga que decir al respecto. A esta edad, es importante que tenga la oportunidad de decir la verdad.

—Mentiras en adolescentes – etapa tardía (16-19+ años). En esta fase de la adolescencia puede resultar más complicado detectar las mentiras debido a que los muchachos tienen un mayor grado de autonomía y una mayor capacidad para planificar e improvisar sobre la marcha. Cuando faltan a la verdad, con frecuencia lo hacen para preservar su autonomía y para poder tomar decisiones de manera independiente.

Lamentablemente, su falta de experiencia en la vida puede conducirles a situaciones negativas, y desgraciadamente muchas veces los padres se acaban enterando de esa mentira cuando sucede algo negativo. Una comunicación abierta que aborde con sinceridad temas especialmente espinosos en esta última etapa de la adolescencia (p. ej., alcohol, drogas, sexo y violencia) puede resultar útil para minimizar la probabilidad que tu hijo mienta.

Recuérdale que sus padres estarán para apoyarlo siempre.