Oniomanía

¿Te ha pasado a veces que sabes que no te falta nada, pero tienes ganas de salir a comprar?. Puede que esas ganas no sean sino una compulsión por comprar, conocida como oniomanía. La onimanía es un trastorno psicológico que provoca deseos incontrolables por comprar sin una real necesidad.

No es sino un trastorno psicológico de gravedad, puesto que causa problemas a nivel personal, de pareja, familiares y financieros.

Según estudios, “una de las principales motivaciones detrás de las compras es la envidia“ ya que se desea con ansias lo que el otro tiene. El padecimiento que se ve mucho más en mujeres que en hombres se presenta como actos incontrolables de comprar, obteniendo gratificación una vez de realizada la compra.

De la risa a la tristeza

Pero así como el momento de felicidad llega rápido, así es como se va, por el sentimiento de culpa, luego que el comprador se da cuenta de que no pudo manejar sus impulsos. Así es como se forma un cículo vicioso de no parar de comprar.

Causas

Una causa es la baja autoestima, de ahí que comprar todo sea el remedio para ser más bella y destacable que las otras personas. Otra causa es la constante búsqueda de aprobación o el perfeccionismo.

La oniomanía puede presentarse tanto en mujeres como en hombres y requiere de ayuda profesional para superarse.

¿Qué es la compra compulsiva?

La ocasión es perfecta para regalar y regalarse cualquier cosa, y son muchos los que pierden el control de sus gastos.

Para la mayoría de la gente, se trata sólo de unos días de exceso, pero algunos siguen comprando sin control durante todo el año.

Estos consumidores desbocados o compradores compulsivos son capaces de dilapidar más de lo que tienen y poner en peligro su trabajo y familia para satisfacer su ansia de comprar sin parar. La excitación es comparable a otras situaciones como la sexual, el juego, la droga etc. Normalmente se compran cosas inútiles o repetidas.