Otros consejos:

Junto a los principales consejos para no engordar en verano comentados antes, te mostramos una lista de algunas pautas interesantes y más concretas que no viene mal tener en cuenta:

—No dejes pasar más de una hora desde que te levantas para desayunar. Así rompes el ayuno nocturno y activas tu metabolismo.

—Empieza el día con un vaso de agua tibia con 2-3 gotitas de limón, te ayudará al vaciado intestinal y a equilibrar el pH.

—Alterna café y té verde, aporta catequinas y cafeína que aceleran el metabolismo.

—Cambia los zumos por batidos o come la fruta entera. La fibra retrasa el paso de azúcar a la sangre y reduce el almacenamiento de grasa.

—Descubre los smoothies o batidos verdes.

—Procura desayunar salado, fiambre magro como jamón serrano o cocido, cecina, lomo ibéricos, salmón ahumado, huevos.

—La grasa favorable debe estar presente, añade frutos secos, aguacate o aceite de oliva virgen.

—Si tomas leche de vaca procura que sea semidesnatada, menos calorías y las mismas vitaminas A y D.