Otros remedios recomendados

—Tónico de pepino:

El pepino tiene un efecto refrescante que se complementa con la limpieza profunda de sebo y suciedad. Con este tónico de pepino lograrás hidratación y una piel bien balanceada. Úsalo en los días de mucho calor y te refrescará.

Ingredientes:

—1 pepino mediano

—2 tazas de agua

Preparación:

Corta el pepino en cubos pequeños.

En una olla, añade el agua y el pepino.

Pon a calentar y deja que hierva hasta que el agua se reduzca a la mitad.

Retira del fuego y deja que se enfríe. Muele en la licuadora el agua y el pepino hasta que obtengas un mezcla líquida.

Guarda en el frasco pequeño y refrigera.

Usa una bolita de algodón para aplicar el tónico después de limpiar tu rostro cada noche.

Nota: Se recomienda que mantengas este tónico en refrigeración para mantener y aumentar el efecto refrescante. No obstante, si tu casa es muy fría esto no será necesario.

—Tónico de agua de arroz:

El agua de arroz reduce el tamaño visible de los poros, elimina la grasa excesiva, mejora la circulación sanguínea, regenera células y reduce manchas.

Ingredientes:

—1 taza de arroz crudo

—1 taza de agua

Preparación:

Lava el arroz en un poco de agua corriente.

En un recipiente añade el agua y el arroz y deja reposar por 3 horas.

Cuando el agua se torne blanca, cuela el arroz.

Guarda el agua.

Rocía el agua después de limpiar tu rostro por la mañana y por la noche.

Usa una bolita de algodón para esparcir bien el agua de arroz y deja reposar por 5 minutos.

Enjuaga con agua fresca y ponte un poco de crema hidratante.

Lo mejor de estos tónicos es que prepararlos es muy fácil.

Prúebalos todos y muy pronto descubrirás cuál es tu favorito.