Primeras señales

Los padres de niños autistas tienen que superar esa resistencia inicial.

Detectar y aceptar que existen esos primeros signos de autismo es fundamental para conseguir los mejores resultados con el tratamiento.

Los estados emocionales serán múltiples y variados. Desde la tristeza y la depresión hasta la ira y la culpa.

Reconocer esas emociones es parte del proceso de aceptar que uno de los integrantes de la familia padece autismo.