¿Qué hacer si tu pareja es inmadura?

Comenzar un vínculo amoroso es quizás uno de los acontecimientos más importantes en la vida. Por desgracia, como en el resto de las relaciones, los factores que pueden amenazar a la pareja no son pocos. En este caso hablaremos sobre tener una relación con una persona inmadura, si la tienes, este artículo es para ti.

Generalmente, tenemos altas expectativas cuando comenzamos a vincularnos sentimentalmente con alguien. Esto hace que, cuando nos demos cuenta de que estamos con una persona inmadura, nos llenemos de desilusión. Tarde o temprano llegarán los reproches, pensamientos negativos y la desesperanza.

El hecho de no tener lo que se esperaba también puede llevar a la mujer a sentirse culpable, deprimirse y frustrarse.

Si estás pensando que tu novio es una persona inmadura debes saber que la mayoría de los hombres que se resisten a crecer tienen la base de su problema en el tipo de crianza que recibieron en el hogar.

Muchas personas que mantienen una personalidad inmadura en su etapa adulta fueron criadas en ambientes sobreprotectores. Sus progenitores les dieron a entender que su voluntad debe ser cumplida “solo porque sí” y que necesitan poco esfuerzo para lograr sus objetivos.

En la mayoría de los casos, la madurez no tiene que ver con la edad de la persona, sino más bien con la capacidad de entender, analizar, ver problemas y las situaciones.

¿Qué hacer?

—No te dejes atrapar por la culpa ni te responsabilices de sus actos.

—Conversa el tema con un amigo, desahógate y pídele orientación.

—Toma un tiempo para plantearle la situación a tu novio de manera serena y con palabras delicadas, pero acertadas.

—Únanse a un grupo de parejas que les permita encontrar orientación para crecer juntos.