Quesadillas ahogadas

Si eres fanático de las quesadillas fritas, te dejamos una nueva versión: quesadillas ahogadas de frijol y queso. Con una picosita salsa roja, rellenas de frijolitos refritos con tocino y mucho queso. Fáciles, económicas y deliciosas.

Preparación:

1. Para la salsa roja, licúa el jitomate con el chile serrano, la cebolla, el ajo y el caldo de pollo. Fríe en una olla a fuego medio con el aceite y cocina alrededor de 30 minutos o hasta espesar. Sazona con sal a tu gusto.

2. En una sartén a fuego medio, cocina el tocino hasta que esté doradito, agrega la cebolla y los frijoles refritos, cocina 10 minutos y sazona.

3. En un bowl amasa la masa de maíz con agua, sazona con sal y agrega el polvo para hornear.

4. Forma tortillas con ayuda de una prensa para tortilla, o entre dos tablas de madera, rellénalas de frijol y queso asadero, dobla en forma de quesadilla y fríe por 5 minutos o hasta dorar con aceite caliente. Escurre sobre papel absorbente.

5. Sirve las quesadillas en un plato hondo y baña con la salsa, decora con lechuga, crema, queso y aros de cebolla morada.