Rebeldía

La rebeldía infantil aparece en varias etapas del desarrollo de los hijos. Es una característica común en muchos niños pues están reafirmando su autonomía y su identidad.

Por rebeldía infantil debes entender la etapa de desarrollo del niño en la cual se niega a seguir las instrucciones de sus padres. Ellos quieren imponer su voluntad, y descubre qué argumentar para hacer lo que considera correcto y reafirmar su personalidad.

Debes entender que la rebeldía es una etapa del desarrollo del niño, que es normal y hasta necesario que pase por esta fase. No obstante, ello no significa que tengas que permitir que sea desobediente, irrespetuoso o caprichoso en todo.

Hay niños que parecen estar en constante conflicto con las figuras de autoridad; se rebelan aunque no haya razón y no saben cooperar, porque prefieren competir por tener el control de la situación.

Los niños rebeldes quieren dirigir la situación. Para ello, la guía de los adultos es incómoda. Son niños enojados y tercos, que no se dan cuenta de lo inadecuada que es su conducta. Prefieren reclamar sus supuestos derechos antes que controlar su actitud negativa.