Recomendaciones

Considerando lo anterior podemos concluir que lo más sano es dejar que las cosas se terminen. Aunque ambos estén de acuerdo en construir una amistad, es importante dejar que el tiempo cure esas secuelas que quedan tras la ruptura.

Cuando permanece la ilusión de volver a estar con esa persona es posible aprovechar el acercamiento de la amistad para reconquistarla. Sin embargo, es mejor saber cuáles son las intenciones reales del otro para no caer en más errores.

Hay que tener en cuenta que algunas exparejas se excusan en la amistad para seguir manipulando al otro. O, inclusive, para continuar teniendo contacto sexual aunque ya no sienta amor.

Es mejor dedicar un tiempo para reflexionar la situación antes de tomar una decisión.

¿Cómo salir de esta situación?

No estás en la obligación de tener una amistad con tu ex pareja, aunque esta te lo pida. Si tras reflexionar concluiste que es mejor alejarse, habla con esa persona y dile tus razones.

A veces, aunque duela, es mejor aceptar que las cosas se acabaron y que estar cerca puede ser más perjudicial que tomar distancia. Dedícate tiempo, piensa en tus prioridades y conoce a nuevas personas.

Toda ruptura amorosa debe atravesar un proceso de duelo para que los sentimientos se enfríen y lleguen nuevas oportunidades de amar.