Recomendaciones que te ayudarán

1. Realiza las compras con tiempo:

Una vez confirmado que el primogénito está en camino, aunque todavía no conozcan el sexo del bebé, se pueden comenzar las compras de algunos artículos como pañales, camisetas y calcetines. Para los pañales puedes buscar ofertas o adquirirlos mes a mes. Así ahorrarás, ya que al momento del nacimiento tendrás otros gastos.

2. Compara precios:

Hay productos que se consiguen en farmacias y supermercados a diferentes precios. En algunos casos el precio se puede hasta duplicar. Por ello, se debe evitar adquirir los productos que necesites en el primer establecimiento que visites: busca ofertas o promociones.

3. Aprovecha las herencias que te den:

Es posible que en el grupo familiar otras parejas ya hayan tenido hijos. Ellos podrían haber dejado de usar algún que otro objeto en buen estado como la cuna, la bañera, el coche o el mueble para guardar la ropa. Reutilizar estos accesorios no le restará importancia a tu bebé.

4. Compra solo la ropa necesaria:

Hay que tener en cuenta que el pequeño en sus primeros años de vida crecerá muy rápido. Si compras mucha ropa, posiblemente solo la pueda utilizar una o ninguna vez.

5. Has un baby shower:

Este tipo de reuniones, en general, son de gran ayuda para los padres primerizos. Con la fiesta pueden lograr ahorrar una gran cantidad de dinero, porque los padres, tíos, familiares y compañeros del trabajo suelen llevar un regalo para el bebé.