Sabotaje

Siempre que se inicia una relación de pareja se hace con la intención de crear algo hermoso que ayude a crecer y que mejore la vida. Sin embargo, no siempre se elige a la persona correcta y la relación de pareja sabotea a quienes la integran.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Podrías ver si esto está pasando realmente o no sería tan obvio para ti? Por desgracia, no siempre es tan sencillo aceptar que te equivocas y que esa situación debería cambiar o terminar. Cuando en la relación de pareja alguno de los dos sabotea al otro, la mejor perspectiva se tiene desde fuera. Por eso es importante que prestes atención a lo que te dice tu familia y amigos.

Recuerda escuchar solo las opiniones de personas neutrales y maduras. Aquí tienes los signos. Analízalos y descubre si tu relación de pareja te sabotea:

1. Parece que solo es capaz de ver lo negativo:

Todas las relaciones de pareja tiene aspectos positivos y negativos. Cuando tu relación de pareja te sabotea, te encontrarás con que todo el tiempo está concentrado en ver tus aspectos negativos.

El problema es que solo se enfocará en ti y parecerá que él está bien todo el tiempo. Incluso si tú ves un error suyo, este será minimizado o comparado con los tuyos.

Esta actitud te sabotea porque te hace perder la confianza en ti misma. Con el tiempo, puede derivar en una falta de autoestima y agotamiento emocional.

2. Te sientes estancada en lo laboral y no le importa:

Desde luego que tu situación laboral es asunto tuyo y tú eres la única que puede tomar decisiones y acciones para mejorar. No obstante, esto no implica que a tu pareja le deje de importar esa parte de tu vida. Tu relación de pareja te sabotea cuando en lugar de motivarte a encontrar opciones para crecer, le quita importancia a todos tus esfuerzos.

3. No se interesa ni un poco en tus metas:

Todos tienen sueños y metas que desean alcanzar. Cuando tu relación te sabotea puedes encontrarte con:

—No te ayuda a alcanzar esos sueños

—Te dificulta el proceso para cumplir tus metas

Tu salud se ve afectada:

Lo más común es sufrir estrés si tu pareja te critica todo el tiempo y parece estar en una búsqueda eterna de tus errores. También podrías sentir ansiedad si te las críticas te imponen metas poco realistas.

Dependiendo de los hábitos que esa persona imponga, también podrían presentarse problemas físico más notorios, como problemas del corazón o alteraciones en la glucosa de la sangre.