Saludable

Para entender en qué consiste una dieta saludable, es importante distinguir entre alimentación y nutrición. Es distinto comer para satisfacer el hambre o “matar el gusanillo” que aportar nutrientes al cuerpo para estar sanos y poder realizar las tareas cotidianas.

La alimentación es el acto de comer alimentos cocinándolos e ingiriéndolos, mientras que la nutrición es el proceso inconsciente e involuntario que consiste en recibir las sustancias, transformarlas y utilizar sus nutrientes.

De acuerdo con los expertos, es indispensable tener en cuenta tres factores para llevar una dieta saludable:

—La cantidad de alimentos que se ingieren debe ser suficiente para cubrir las exigencias del cuerpo de cada persona.

—La alimentación ha de ser completa y variada, de forma que aporte los nutrientes necesarios.

—La dieta idónea varía dependiendo de las necesidades y el gasto energético de cada uno. Por ejemplo, los hombres y las mujeres necesitan cantidades distintas de energía, igual que quienes practican más o menos deporte.

Alimentos que no deben faltar en tu dieta:

—El agua, fundamental. En una dieta sana es indispensable beber por lo menos entre uno y dos litros diarios de agua.

—Frutas y verduras, a diario. Se han de comer todos los días frutas, verduras, hortalizas, cereales, productos lácteos, pan y aceite de oliva.

—Pescados y legumbres, importantes. Legumbres, pescados blancos y azules, carnes, huevos, embutidos y frutos secos son alimentos que tienen que tomarse varias veces a la semana, pero no diario.

—Dulces y chucherías, ocasionalmente. Algunos sólo se pueden comer en contadas ocasiones, como los dulces, el pan, los refrescos y las papas fritas, etc.