Tecnología

Desde que los teléfonos celulares invadieron la vida cotidiana, un sinnúmero de fenómenos sociales han aparecido, causando un cambio en la forma de aprender, de relacionarse y de comunicarse.

La generación más joven adoptó la tecnología de manera natural y sin ningún inconveniente y la anterior, en su mayoría, se subió al tren por necesidad, para luego, al igual que los jóvenes, disfrutarla y abusar de ella hasta el grado de correr riesgos de salud, y dar cabida a nuevas problemáticas familiares y sociales.

¿Cómo no perder el control de la tecnología en nuestra vida y retomar las formas sociales y valores que tanto nos hacen falta? Menuda pregunta. Por lo pronto, al respecto considera estos puntos para tus hijos y para ti y llévalos a la práctica:

Uno de los problemas más grandes que nos ha traído el uso de los teléfonos celulares es el abuso en su tiempo de uso. Recuerda esta máxima: ¡Úsalo, que no te use a ti!

Texto: Internet

Fotos: Internet

www.laisureste.com