Tips para pasar más tiempo en familia

Organiza tu tiempo:

Seguro que llevas una agenda para las cosas de tu trabajo. ¿Por qué no hacer lo mismo con lo que respecta a tu familia? Incluye las actividades personales dentro de tu calendario. Siempre hay cosas por hacer, pero también puedes dejarlas de lado una vez a la semana para pasar tiempo con las personas que realmente te importan.

Aprovecha momentos:

Cuando llevas a tus niños en el coche a la escuela, mientras preparas la cena, cuando estás en el elevador o el transporte público, mientras haces la compra, aprovecha para afianzar los vínculos.

Estos momentos pueden ser perfectos para una linda conversación.

Busca más excusas:

Si solo estás en la cena en tu casa cuando alguien cumple años, Navidad o el aniversario de casados, puedes empezar a buscar más razones para llegar temprano a tu hogar.

El año nuevo chino, el comienzo de la primavera, el día de Acción de Gracias (aunque no estés en Estados Unidos)… Lo que se te ocurra. Siempre es un buen momento para sorprender a quienes tanto amas.

Cena siempre que puedas con tu familia:

No importa cuantos pendientes tengas en la oficina. Llega siempre a tiempo para cenar con tu pareja e hijos. Y recuerda: nada de televisión, smartphones o tabletas mientras se come. La mesa debe estar alejada de todas esas tentaciones.

La hora de la comida es sagrada, ideal para conversar y contar cómo estuvo el día de cada uno.

Céntrate en tu familia:

No vale que digas “hoy llego más temprano a casa” si después estarás pendiente del móvil o pensando en la reunión del siguiente día.

Cuando estés con tus hijos, concéntrate en lo que estás haciendo, deja todo de lado, nada más importa en ese momento. El tiempo juntos debe ser de calidad más que de cantidad. Quizás diez minutos de concentración valen más que llevarlos dos horas al parque para que se entretengan mientras estás con el celular.