Uñas quebradizas

El cuidado de las uñas se ha convertido en uno de los hábitos infaltables de la rutina de belleza, no solo porque son un complemento de tu look, sino porque su apariencia puede dar una primera impresión cuando te relacionas con otras personas. Para atender a la necesidad de mantenerlas saludables, la industria cosmética ha desarrollado una amplia variedad de tratamientos y productos que, aplicados de forma habitual, evitan su debilitamiento.

Pese a esto, muchas tienen dificultades para lucirlas bonitas y sanas, puesto que ignoran que la práctica de algunos hábitos influye de forma negativa en su estado.

Por esta razón, antes de gastar en costosos tratamientos, lo ideal es identificar qué produce su deterioro y por qué tienden a ser quebradizas.

Descubre las ocho razones habituales en el siguiente apartado.