Verificación de la correcta colocación de la sonda

Para verificar que se ha realizado correctamente el sondaje nasogástrico se puede llevar a cabo uno de los siguientes procedimientos:

— Aspirar a través de la sonda. La salida de material gástrico informará de la correcta colocación de la misma.

— Insuflar aire a través de la sonda mientras se ausculta la región del epigastrio. Si la sonda está correctamente situada se podrá escuchar el flujo de aire.

— Sumergir el extremo libre de la sonda en un vaso con agua. La aparición de burbujas indicará que la sonda se encuentra en vía aérea y que, por tanto, no se halla correctamente situada en el estómago.