Detenido

El actor irlandés Jonathan Rhys Meyers se siente “extremadamente triste” por cualquier inconveniente causado por una disputa doméstica a bordo de un vuelo de fin de semana a Los Ángeles, según su esposa.

La estrella de Misión Imposible III estaba viajado con su esposa Mara Lane y su hijo Wolf, de un año y medio, en un avión de American Airlines desde Miami, Florida, el domingo, cuando la pareja se involucró en una discusión acalorada.

Las fuentes le dijeron a TMZ, que Meyers supuestamente estaba intoxicado y gritó improperios en Mara, antes de dirigirse al baño para fumar un cigarrillo electrónico, lo cual es contrario a la ley federal.

El actor recibió instrucciones de dejar de usar el dispositivo por una azafata y obedeció, pero cuando aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, los oficiales de policía lo estaban esperando.

Fue detenido para ser interrogado, pero fue liberado después de que los agentes “determinaron que no se había cometido ningún delito”, según el vocero de la policía del aeropuerto, Rob Pedregon. Desde entonces, su esposa Mara ha recurrido a las redes sociales para aclarar los informes del incidente, al tiempo que revela que la familia viajaba desde Sudamérica, donde Meyers, quien recayó en su larga batalla contra la adicción al alcohol el año pasado, buscaba ayuda “holísticamente” para “Problemas de ira”.