Enloquece al Auditorio Nacional

Bad Bunny desató la euforia de cientos de adolescentes reunidos en el Auditorio Nacional, recinto que lo recibió anteanoche.

Consciente del efecto que ocasiona, el intérprete de reguetón incluso bajó un escalón del escenario y se quedó quieto, viendo fijamente hacia un punto indefinido, al tiempo que varios teléfonos celulares tomaban vídeo o fotografía, a fin de inmortalizar el momento.

El puertorriqueño de 24 años llegó al escenario con una máscara de Blue Demon, uno de los íconos de la lucha libre mexicana, del bando rudo. Su corista, también hombre, lucía una de Octagón, mientras seis bailarinas seguían con sus sensuales movimientos las notas musicales de los temas del intérprete.

“Que el pueblo mexicano me acepte es para dar las gracias, apoyan al conejo malo y el movimiento nueva religión a nivel mundial, vamos a brincar, bailar, cantar y mover”, declaró durante su primera interrelación con el público.

No sabía que desde una hora antes, a 300 metros de donde se presentaba, varios de los asistentes se arremolinaban para comprar su discografía en 15 pesos u orejas de conejos luminosas, a 30. Por ahí se encontraba Kevin, el chico que fue invitado a subir al escenario para cantar a dueto “Tú no vive así”, luego de que el estelar de la noche lo señalara en su primera bajada entre el público. “Me mata”, “Loca” y “Me llueven” sirvió para hacer brillar las luces azules y rojas que bañaban el recinto para más de 9 mil personas reunidas en el lugar.