Esencia

Cual caballero británico, impecable como un pincel y enfundado en un jersey negro, Sting recibe a “Efe” en una pequeña iglesia londinense. Acompañado por el cantante Shaggy, el ex The Police no tarda en unir el reggae a su ADN y es que su nuevo álbum, “44/876”, bebe directamente de esa música.

“Siempre he estado influenciado por la música caribeña. Crecí en Inglaterra en los años cincuenta escuchando blues y reggae. Estaba familiarizado con ello, sobre todo por su carácter revolucionario y su capacidad para darle la vuelta al rock and roll”, explica.

El nuevo disco de quien fuera líder de la banda The Police, “44/876”, nació de la colaboración con el jamaicano Shaggy y verá la luz el 20 de abril próximo.

“Fue accidental. No lo habíamos planeado. Quedamos para componer ‘Don’t Make Me Wait’, empezamos a cantar juntos y nos dimos cuenta de que nuestras voces sonaban de una forma especial cuando se juntaban, era como sorprendente y, para mí, el factor sorpresa es la música”.

“44/876”, cuyo título surge de la unión de los prefijos telefónicos de Inglaterra y Jamaica, hace un repaso de la música reggae a lo largo de sus canciones, apoyado en la fusión de las voces de Shaggy y Sting.

“No creo que la gente se vaya a sorprender de que Sting haga reggae porque The Police estuvo muy influenciado por esta clase de música. Puede que en papel veas las dos palabras y sea una loca combinación, pero cuando lo piensas no lo es tanto”, matiza Shaggy, conocido por sus temas “Angel” y “It Wasn’t Me”.

Sting reconoce que Bob Marley fue una de sus ma yores influencias a la hora de introducirse en el reggae, y, aunque rechaza que este trabajo sea una especie de homenaje al cantante, sí destaca que este estilo de música “forma parte” de su ADN.

“44/876” se desgrana en pequeñas piezas musicales que van tanto desde el reggae más puro a la suavidad y la ternura del pop, siempre con rasgos caribeños y que transmiten al oyente la tranquilidad de las islas.

“El público ha respondido bien a lo que ha escuchado, creo que les gusta la energía que transmitimos. Es una amistad verdadera, no es algo que intentemos fingir. Creo que a la gente le gusta eso”.