Sin rastros de drogas

Detalles del reporte de la autopsia de Chester Bennington revelan que el cantante no estaba bajo el efecto de las drogas cuando se suicidó.

El portal TMZ publicó información relacionada con la autopsia del vocalista de Linkin Park, quien se ahorcó en su casa de California el pasado 20 de julio. Una pequeña cantidad de alcohol había en el cuerpo de Bennington y aunque en una primera prueba se encontraron restos de MDMA (éxtasis), dos pruebas siguientes no detectaron la droga.

Botellas de cerveza y un frasco de Zolpidem, para tratar el insomnio, se encontraron en el vestidor del cantante.